Alfred Kroeber

Alfred Kroeber nació en la ciudad de Hoboken (Nueva Jersey, E.E.U.U.), el 11 de Junio de 1876. Era hijo de un inmigrante alemán que se afincó en Estados Unidos como importador de arte.
Fue discípulo de Franz Boas en la Universidad de Columbia, donde se doctoró en antropología social (fue el segundo doctor en antropología social en todo Estados Unidos).
Su tesis doctoral estuvo basada en el trabajo de campo con los indios Arapahoe, en Wyoming, que fue patrocinada por el American Museum. Continuando las enseñanzas de Boas, recopiló un amplio material etnográfico, incluyendo textos en lenguajes nativos, grabaciones de sonido y fotografías.
Posteriormente se desplazó a California, donde permaneció el resto de su vida como profesor de la universidad de Berkeley.
Una de las facetas más interesantes de Kroeber es su estrecha relación e interés por la arqueología, un instrumento que -según dijo- constituye una importantísima herramienta para comprender la cultura. No es por ello de extrañar su interés por el estudio de la historia. De hecho, durante su trabajo de campo en yacimientos arqueológicos de Zuni (Nuevo México), Kroeber desarrolló métodos muy exactos para clasificar y seriar las edades de los restos. Entre sus trabajos de campo, también destacan los realizados en Perú, a raíz de los cuales publicó en 1940 Peruvian Archaelogy.
A Kroeber se le considera además como el primer etnógrafo que desarrolló un estudio en profundidad sobre Indios en California.
Kroeber fue un prolífico escritor, con cerca de 500 libros y artículos, entre los cuales habría que mencionar su Anthropology (1923, revistado en 1948), que durante muchos años fue quizá el libro mejor reconocido sobre antropología.
Kroeber murió en Paris, mientras estaba de vacaciones con su esposa, de un ataque cardiaco.

Compartir