Max Weber (1864 – 1920)

Max Weber es tal vez el teórico más importante de la sociología del siglo XX. Su obra no puede reducirse al estrecho marco de la sociología, ya que abarca un amplio espectro en el cual se incluyen la economía, el derecho la historia y el análisis político. Esta obra en su conjunto ha ejercido una influencia determinante en la sociología y en la antropología contemporánea, especialmente en el funcionalismo norteamericano, y hoy continúa en el centro del debate metodológico y epistemológico de las ciencias sociales.
Dentro de la antropología la influencia de Weber es clave, especialmente en los campos de antropología económica, antropología industrial y antropología política.
Max Weber nació en Erfurt, la capital de Turingia en 1864 Hijo de una familia perteneciente a la burguesía liberal, Weber no escapó a un ambiente doméstico formado por un padre, destacado político y jurista, con una estricta autoridad y una madre calvinista y puritana con una fuerte vocación religiosa.
Al entrar en la universidad, Weber ya había demostrado una notable erudición en cultura clásica e historiografía. Tras doctorarse a los 25 años, comenzó una brillante carrera académica. Enseñó Derecho en la Universidad de Berlín y Economía en Friburgo; y realizó una investigación empírica sobre el campesinado en Alemania.
Junto a E. Jaffé y W. Sombart fundó la revista Archiv fur Sozialwissenchaft und Sozialpolitik, en la cual publicará algunos de sus más importante trabajos. Allí aparecerá en 1904 la primera parte de La ética protestante y el espíritu del capitalismo, obra que culminaría al año siguiente. En 1910, Weber junto a Simmel y Tonnies fundó la Sociedad Alemana de Sociología y promovió su primer congreso. En 1911, inició un proyecto para escribir un libro de recopilación y ordenamiento de sus ideas. Estas páginas dieron lugar a su obra Economía y Sociedad, publicada póstumamente en 1921.
En 1918, Weber fue invitado a dar clases en la universidad de Viena y Munich. En la misma época, y poco antes de su fallecimiento en 1920, formó parte de la delegación alemana que negoció la paz en Versalles y también participó de la comisión redactora de la Constitución de Weimar.
El estudio sobre la ética protestante y el espíritu del capitalismo es una de las principales aportaciones de Weber a las ciencias sociales. En base a ello desarrolla su pensamiento sobre la interdependencia existente entre los sistemas de creencias y el medio económico y social. El ejemplo protestante de la sociedad de su tiempo es el que le permite definir hasta qué punto una determinada forma de creencias y valores sirvió como campo de desarrollo para que creciese la estructura económica del capitalismo privado. Esta estructura se completaría con el estudio de la burocrática, como desarrollo organizativo de dicho capitalismo.
Entre su amplísima obra pueden citarse: Historia agraria romana (1891); Historia económica general (1923); El político y el científico (1918); Ensayos de sociología contemporánea (1911-1918); Escritos Políticos (1906-1918); Sobre las teorías de las ciencias sociales (1904 y 1917); Sociología de la religión (1904-1918); La ética protestante y el espíritu del capitalismo(1904);Ensayos de metodología sociológica (1904 y 1917).

Compartir