El Vaso Campaniforme en la Península Ibérica

Los grupos peninsulares de la Cultura Campaniforme, están incluidos dentro del grupo de los derivados del grupo Oriental, y que harían su aparición a partir del año 2000 a.C., y pueden agruparse en varios conjuntos, dependiendo de su lugar de ubicación.

  • Palmela, en el Sur de Portugal.
  • Ciempozuelos, en la Meseta.
  • Carmona, en el valle del Guadalquivir.
  • Salamó, en Cataluña.

Entre estos grupos existen diferencias, no sólo materiales, sino a la hora de interpretar su aparición. Mientras en estos grupos aparece el vaso campaniforme como un elemento nuevo, en otras zonas de la Meseta Suroeste y Sur de Portugal se encuentra en los niveles superiores del Calcolítico local, asociado a las sepulturas megalíticas, en un contexto que ya venía evolucionando desde las etapas precampaniformes.

Grupo de Ciempozuelos. Meseta


Es uno de los mas representativos tanto por su personalidad como por sus ostensibles “afinidades orientales”, sobre todo en los esquemas decorativos de las cerámicas y en los restantes elementos.
Los enterramientos son en fosa, individuales y con ajuares. Los cadáveres aparecen recostados, en posición fetal, sobre el flanco derecho, depositándose las ofrendas de cerámica junto a las piernas, y el resto del ajuar próximo a la cabeza. Ciempozuelos (Madrid) cuenta con necrópolis, lo que no es habitual. Fuente Olmedo (Valladolid) y Villabuena del Puente (Zamora) tienen tumbas individuales.
En los ajuares la cerámica era la clásica de la cultura del vaso campaniforme, con los tres recipientes: el vaso, la cazuela y cuenco, con bellas decoraciones incisas y de hoyitos impresos, muchas veces metopadas, derivadas de las del grupo de Salamó, con una notable influencia de las del “grupo oriental” campaniforme. Otros elementos son los puñales de lengüeta y puntas de Palmela de cobre, cintas o diademas de oro, botones de hueso perforados en V y brazaletes de arquero.
Los poblados son mal conocidos, aunque parecen construidos por pequeñas cabañas de ramaje, muy poco consistentes (El Ventorro, Madrid). Pero en la Virgen de Orce (Granada) se ha localizado un hábitat con casas de gran solidez, redondas y de adobe, perteneciente a una población mucho más estable, confirmando la dedicación a la cría de determinados animales que requieren un acusado sedentarismo (cerdo).

Grupo de Palmela, Bajo Tajo y sur de Portugal


Representa cronológicamente lo que Ciempozuelos en el interior, aunque los materiales de este grupo tienen menos influencia europea que el de la Meseta.
Los enterramientos son normalmente de carácter dolménico o en cuevas artificiales. En los ajuares, la cerámica, con técnica impresa en un comienzo, e incisa después, se asocian a ajuares metálicos análogos a los de Ciempozuelos. La forma cerámica más representativa es el vaso, muchas veces bajo y de perfil anguloso, emulando a las cazuelas. La novedad es la aparición de las copas de pie alto, raras en Ciempozuelos y bastante comunes en el Grupo de Carmona.

Grupo de Carmona. Valle medio del Guadalquivir


Las analogías, tanto a nivel formal como decorativo, son enormes con el de Palmela, pero el papel representado por el grupo andaluz, que incluso dejó huella mas al sur del Estrecho, debió estar muy relacionado con el abastecimiento de marfil desde el norte de África.
La mayoría de los grupos campaniformes avanzados vieron truncado su papel hacia el 1800 a.C., cuando se inicia el Bronce Antiguo, pero no será rara la persistencia durante algún tiempo de las cerámicas de este estilo: Ciempozuelos y Salamó pudieron proseguir su cultura hasta el Bronce Medio, e incluso el grupo de Palmela/Carmona. Sin embargo en determinados sectores, ya desde estas fechas, arraigarán nuevas formas culturales, como en el sureste peninsular, con las culturas argáricas con gustos distintos, donde la presencia de lo campaniforme será raro.

Compartir