Europa Mediterránea

Península italiana: Cultura Apenínica
Hay fragmentación de áreas culturales y convivencia entre antiguas y nuevas costumbres. La cultura Apenínica (siglos XII-XI a.C.) ofrece al principio una continuidad, destacando en el sur la creciente importancia del comercio con Grecia y el norte de Italia.
En las zonas del norte y el centro aparecen necrópolis de incineración de la Cultura Protovilanoviana, con influencia de los Campos de Urnas, en urnas bicónicas, ,con ajuares con alfileres y broches de tipos centroeuropeos. Es muy frecuente el uso de las fíbulas, de arco simple o arco de violín.
Los asentamientos se ubican en lugares elevados con fortificaciones a base de murallas. La cerámica está hecha a mano, con formas bicónicas, tazas, ollas, etc., y decoración incisa o modelada. La agricultura y ganadería son los medios básicos de subsistencia.
Desde el siglo IX a.C. se utiliza el hierro, señalando la transición a la Edad del Hierro, aún con cierta continuidad de la cultura protovilanoviana.

Córcega: Cultura Torreana
Se produce un estancamiento de la Cultura Torreana, con grandes aparejos defensivos, en poblados formados por cabañas de paredes curvas con cimientos de piedra y hogares. El metal es escaso y la cerámica de tipos anteriores.

Cerdeña: Nurágico I
Es una etapa ya anterior, y siguen en apogeo las nuragas, construcciones de carácter militar. Se produce un cambio en la organización del territorio y en las estructuras socioeconómicas, con una jerarquización incipiente basada en el control de la agricultura, ganadería y recursos mineros.
Desde el siglo XXIII al X a.C. se transforma la tecnología de los metales, y hay una producción destacable de objetos de bronce. Se dejan notar los influjos chipriotas y próximo-orientales en algunos objetos, como los lingotes de cobre tipo piel de buey.
Hay enterramientos en dólmenes, hipogeos y sepulturas megalíticas, construcciones religiosas tipo megaron, templos subterráneos y santuarios, generalmente dedicados al culto al agua (templos de pozo).
Se producen las primeras importaciones de bronce, que entre los siglos XI-IX a.C. parecen poner de manifiesto una estratificación social, con contactos con diversas zonas.

Sicilia: Cultura Pantálica
Sus dos primeras fases pertenecen al período del Bronce Final:

  • Fase I: hábitat en zonas montañosas, con cerámica roja brillante hecha a torno, espejos, fíbulas de arco de violín, puñales y espadas metálicas con empuñadura en T.
  • Fase II: fíbulas acodadas y cerámica pintada. Poblados fortificados en lugares estratégicos. Los enterramientos son inhumaciones en cuevas artificiales de cámara circular, en grandes necrópolis.

Al final aparecen las primeras muestras del comercio fenicio.

Islas Eolias: Cultura Ausoniana
La llegada de elementos apenínicos de la Italia peninsular supone el nacimiento de la Cultura Ausoniana (I y II), con el 1270 a.C. como fecha de inicio. Las casas son rectangulares o poligonales, bien representadas en al acrópolis de Lipari. Hay enterramientos de dos tipos: inhumaciones individuales en pithoi e incineraciones, con ajuar de vaso cerámico y adornos.
Las cerámicas son de tipo protovilanova, y también hay importaciones micénicas. En la etapa II aparecen cerámicas pintadas con motivos geométricos, y son típicas las fíbulas de Cassibile.

Malta: Culturas de Borg-in-Nadur y Bahrija
Perdura la cultura de Borg-in-Nadur en su fase III, que acaba a mediados del siglo IX a.C.
Junto a ella, la cultura de Bahrija tiene una cerámica oscura y barnizada, con cuencos y jarras globulares de cuello cilíndrico con decoración geométrica incisa. Se considera un grupo intrusivo en una pequeña área.

Compartir