Introducción

Europa Central

La desintegración del mundo hallstático
La civilización hallstática se había caracterizado por la siderurgia, el nacimiento de un arte decorativo geométrico, la coexistencia de dos ritos de enterramiento (inhumación e incineración) y la progresiva consolidación de una sociedad jerarquizada con jefes militares.
El siglo V está marcado por la quiebra del mundo hallstático. La desaparición de Heuneburg pone de manifiesto el derrumbamiento de la organización estatal y del sistema económico hallstático, acompañados de movimientos de grupos humanos que posteriormente entrarán en conflicto con el mundo mediterráneo.
Al mismo tiempo, a mediados del siglo V a.C. aparecen enterramientos en túmulos con ricos ajuares distintos a los hallstáticos (con abundancia de vasos etruscos y otros objetos llegados por vía transalpina), ubicados en la región media del Rhin, en el Mosela bajo, zona que será centro del comercio con el mundo clásico. Simultáneamente se desarrolla en Grecia el período clásico.

Movimientos de población y cambio de las rutas y los centros comerciales
Desde mediados del siglo VII a.C. y en el V, momento de la fundación de Marsella y de las factorías etruscas del Po, la Europa “bárbara” tiene contactos con la mediterránea. Griegos y etruscos importan materias primas, como el estaño británico y el cobre de los Alpes, Renania y Bohemia, y ámbar del Báltico. Exportan el coral y productos manufacturados variados (oinokoes, sítulas, cráteras, coladores de bronce y recipientes cerámicos). Sin embargo, el producto fundamental del Mediterráneo es el vino, producto de lujo, que adquirió función social y llegó a formar parte del rito funerario.

Nacimiento de la civilización de La Tène
La civilización de La Tène o Lateniense representa la 2ª Edad del Hierro en Europa. Su nombre deriva de un yacimiento situado a orillas del lago Neuchâtel.

Europa Oriental

Escitas y pueblos de las estepas euroasiáticas
En Europa oriental y las estepas euroasiáticas aparecen una serie de pueblos sobre los que existen diversas opiniones. Para algunos autores son dos grandes grupos culturales, ya desde el siglo VI a.C.: escitas y saces. Para otros, son culturas locales con elementos comunes, como el sistema socioeconómico y la movilidad, que permite los contactos entre ellos. La población no es uniforme étnicamente y no tiene lengua común.
Los grupos más representativos son:

  • Escitas: al norte del Mar Negro.
  • Sármatas: situados más al oeste de las estepas, sobre el Caspio.
  • Saces: un poco al suroeste de los sármatas.
  • Tagaros, grupo tuva y los ordos: en Asia Central.

Compartir