Islas Baleares

Es un período influido por el impacto colonial desde el 630 a.C., cuando los púnicos se instalan en Ibiza. Aunque perviven tipos constructivos anteriores, nacen nuevos hábitat con estancia de planta cuadrada y sin talayot, como Amallutx.
Los enterramientos son de inhumación en cuevas naturales o artificiales, en necrópolis con sepulturas de tipos variados, especialmente navetiformes. Es conocida la necrópolis de Son Real (Mallorca), con ajuares pobres.
La cerámica ofrece formas sencillas, sobre todo troncocónicas con paredes rectas muy abiertas, de fondo plano, y pequeña asa anular, cuencos, tazas con dos asas, ollas, jarras y cubiletes. Generalmente es lisa, salvo alguna pintada o con protuberancias, y también las hay importadas.
En bronce destacan las figurillas conocidas como “Marte baleárico”, relacionadas con el culto a alguna divinidad oriental. Hay cuernos rematados en cabeza de toro, figurillas de palomas y panteras, y el conjunto de Costix, con tres cabezas y cuernos (de posible culto al toro, ya en siglo I a.C.).
Perduran hachas de cubo y puntas de lanza, y aparecen discos de bronce y de hierro decorados, armas, útiles y adornos de épocas ya avanzadas.

Compartir