Los Celtas

Problemas en torno a su origen y denominación
Se puede hablar de celtas para referirse a los pueblos centroeuropeos (de lengua céltica y un fondo cultural común, la cultura de La Tène) que se desarrollan desde el siglo V a.C. hasta la entrada de Roma en las diferentes regiones. Estos pueblos pertenecían a la rama occidental de la familia centroeuropea.

Origen de los celtas
El mundo céltico surge, sin cambio étnico, como evolución de las poblaciones de los Campos de Urnas del Bronce Final, en una línea de continuidad en la Cultura de Hallstat, cuya área nuclear coincide con la céltica, lo que hace suponer que los grupos hallstáticos entre Borgoña y Bohemia pudieron ser antepasados de los latenienses. La transición de Hallstat-D a La Tène-A en el siglo V a.C. no parece una ruptura, sino un desplazamiento del eje económico hacia el norte.
Sin embargo, otros factores intervinieron en la formación de La Tène. Uno de ellos pudo ser el colapso que sufre desde inicios del siglo V a.C. la ruta comercial del Ródano, por lo que los celtas permanecen alejados del Mediterráneo y buscan relaciones con el Este, en especial con los escitas. Se desechan las ideas referentes a invasiones de gentes foráneas, aunque existieron desplazamientos de población. Tampoco hay que confundir celtas con indoeuropeos, aunque unos enlacen con otros. Los celtas se identifican sólo con grupos de la 2ª Edad del Hierro y no con los hallstáticos.

Diferencia entre celtas y latenienses
Bajo la denominación de celtas se incluyen tribus de diferentes nombres, sin localización geográfica concreta. Parece evidente que eran una etnia coherente, distinta a otros grupos, con organización socio-político-cultural y lengua propias. Para denominar a los celtas orientales (de Asia Menor) se utiliza el término de gálatas.
Su aparición coincide con las primeras manifestaciones del complejo de La Tène, y hay evidencias lingüísticas que han permitido identificar lenguas célticas. Todo ello originó una confusión al no establecer separación de conceptos entre celta (contenido étnico y lingüístico) y lateniense (cultura arqueológica). Los celtas se refieren a pueblos de lengua céltica con una civilización que varía en su evolución, tanto geográfica como cronológicamente. Lateniense es una fase (que puede llamarse clásica) de esta evolución.

Compartir