Panorama General

Sobre el siglo XII a.C. se producen grandes cambios en Europa y en el Mediterráneo. Los dorios destruyen Micenas y hostigan Egipto; el imperio hitita comienza su decadencia y los aqueos destruyen Troya. Sin embargo, las causas de estas destrucciones no han sido determinadas con claridad.
Se produce un cambio de costumbres y cultura material, y todo ello se atribuye a movimientos de las gentes de los Campos de Urnas, considerados indoeuropeos, que avanzan hacia el Mediterráneo.
Los Campos de Urnas (Urnenfelder) son necrópolis en las que se entierran urnas funerarias (globulares o bicónicas, aunque con muchas variantes), en las que se depositan los restos incinerados del difunto y el ajuar. En ocasiones se intercalan con inhumaciones de la anterior Cultura de los Túmulos.
La incineración se conoce desde la cultura calcolítica húngara de Baden o la del Bronce Antiguo de Kisapostag. En el sur de Yugoslavia hay una larga tradición de incineración bajo túmulo. La novedad es el uso masivo en un área que abarca toda la Europa Central, desde el Báltico al sur de los Alpes, y desde el Danubio medio a regiones atlánticas, llegando a Cataluña.
Durante mucho tiempo se pensó en invasiones de gentes de diferentes procedencias. En la actualidad se cree en una cierta continuidad y en una asimilación de las nuevas costumbres más que en invasiones o transformaciones radicales.
Dentro del amplio ámbito de ocupación se han establecido grupos locales, unidos por el nuevo rito de la incineración y diferenciados por los asentamientos y objetos de su cultura material. Los grupos más significativos son:

  • Lausitz: oeste de Polonia y este de Alemania.
  • Gava: Hungría oriental y este de Eslovaquia.
  • Velatice: Baja Austria, oeste de Hungría y norte de Yugoslavia.
  • Knoviz: Bohemia.
  • Grupos occidentales: Países Bajos, Midi francés y Cataluña.

El resto de culturas del Bronce Final reciben también influencias de los Campos de Urnas:

  • Los períodos III y IV de la Edad del Bronce Nórdico se desarrollan con tendencia a incinerar, pero con tradiciones locales de la cultura material.
  • El Bronce Atlántico, las culturas de las estepas del Este y las zonas del sur del Mediterráneo reciben el nuevo rito y las innovaciones de la tecnología metalúrgica del Bronce.

Compartir