El Marco Geográfico y las Glaciaciones

El continente americano está formado por dos grandes masas de tierra. Lo separa de Asia el estrecho de Bering. Su extensión de norte a sur va desde las islas del mar Ártico, (zona de hielos perennes) hasta los 55º latitud sur del Cabo de Hornos. A lo largo de estos 15.000 km. encontramos varias zonas climáticas en función de la latitud , desde la tundra de la zona más próxima al Ártico, pasando por la franja tropical de Centroamérica, hasta la zona subantártica del cabo de Hornos.
Este gran continente sufrió durante el Pleistoceno un proceso glaciar semejante al europeo (con cierto desfase). Una gran masa glaciar (llamada Laurentiano) cubrió Canada, definiendo sus avances y retrocesos cuatro ciclos glaciares:

  • Glaciar:  Nebraska
  • Interglaciar: Altoniense 
  • Glaciar: Kansas 
  • Interglaciar: Yarmouth 
  • Glaciar: Illinois 
  • Interglaciar: Sangamon 
  • Glaciar: Wisconsin

Los descensos eustáticos dejaron al descubierto el puente de Beringia, que fue utilizado en ambos sentidos por la fauna y por el hombre. Este puente debió estar abierto durante largos periodos de tiempo. Durante las regresiones de la glaciación Wisconsin, quedaría abierto un corredor continental, que permitió la penetración norte – sur. Esta penetración pudo producirse en varios momentos que coinciden con dichas regresiones:
Entre el 50.000 y el 40.000
Entre el 28.000 y el 25.000
Entre el 13.000 y el 10.000/8.000 a.C. Para esta época el corredor continental se hizo mucho más amplio, aunque el cruce del estrecho de Bering debió implicar rudimentarias formas de navegación en las zonas inundadas.
Desde las llanuras continentales de norteamérica y a través del itsmo de Panamá la penetración llegó hasta las estribaciones del Cabo de Hornos.

Compartir