Europa Atlántica: Bronce Atlántico

Características generales
Ocupa desde los Países Bajos a la Península Ibérica. Una misma comunidad económica engloba ya desde etapas anteriores las regiones costeras de Francia, Países Bajos, Islas Británicas y Península Ibérica.
Hay diferencias regionales, y se percibe un estímulo procedente de las novedades tecnológicas de los Campos de Urnas. Aparecen nuevos sistemas de fundición, nuevas aleaciones y nuevos tipos de armas y herramientas, casi siempre inspiradas en las centroeuropeas.
Las novedades técnicas industriales se transformarán en los talleres locales, y se acentúa la influencia de los Campos de Urnas, sobre todo en las armas, y especialmente en las espadas.
También hay influencias de pueblos mediterráneos, como los fenicios, que en su búsqueda de estaño llegan por una ruta occidental a las Islas Cassiterides.

Periodización y cronología
Se han establecido tres períodos en los que la metalurgia es prácticamente la única industria y la única manifestación cultural. El yacimiento típico es el depósito de bronces, con escasa información sobre enterramientos y asentamientos.

Depósitos
Los depósitos son cada vez más comunes desde finales del II milenio a.C. Hay diversas opiniones sobre sus orígenes (equipo de herramientas o adornos de un artesano, carácter votivo, etc.). Desde el siglo V a.C. hay un cambio cualitativo, pues pasan a ser de chatarra, lo que parece indicar que el metal era refundido.
Las producciones metalúrgicas atlánticas llegan a lugares lejanos. Los calderos y trompetas bronce de Irlanda y Escocia, las hachas de cubo de Bretaña y las espadas de lengua de carpa del Loira aparecen en diferentes partes de Europa.
Las hachas ofrecen gran variedad según las regiones. En las meridionales siguen siendo planas con apéndices laterales o con talón y anillas, mientras que en el norte predominan las de cubo y anillas.

Economía
La economía es agrícola, con hoces de bronce y arado como instrumentos. Hay trashumancia y estabulación del ganado, y los caballos se usan como tiro y como elemento de prestigio.

Regiones

Francia
Se han establecido tres etapas para el Bronce Atlántico francés, que se extiende por la costa atlántica desde el Bajo Loira a los Países Bajos.

Rosnöen - Bronce Final I
El nombre deriva de un depósito de Finistère. Lo más característico son las espadas, de 20 a 30 cm, de lengüeta trapezoidal más estrecha que el talón, y hoja de cortes rectilíneos. Hay también navajas de afeitar de hoja oval y lanzas tubulares.

Saint Brieuc des Iffs - Bronce Final II
Desde el 1100 a.C. El nombre deriva de un depósito de más de cien objetos. Comprende una docena de depósitos, y se incluyen las espadas aisladas del Loira. Su fósil director es la espada pistiliforme, con empuñadura tripartita y calados, con placas de hueso y madera.

Horizonte de las espadas de lengua de carpa - Bronce Final III
Ocupa desde la primera mitad del siglo IX a.C., y se le llama “belle epoque” bretona. Las espadas que dan nombre al período aparecen desde el norte de Alemania al sureste de la Península Ibérica, con algunas variantes en la Italia continental y Cerdeña. También son representativos los calderos de bronce, puñales, lanzas, brazaletes decorados y cuentas de collar.
Desde el 750 a.C. aparecen piezas de arnés, testimonio de la importancia del caballo como animal de tiro. Sobre el 700 a.C. en Armorica se fabrican, tras las espadas de lengua de carpa, las hachas de cubo rectangulares con fuerte contenido en plomo, llamadas de tipo bretón, que abundan al este de Normandía. Fueron objeto de un importante comercio y se consideraron “hachas-moneda”.

Países Bajos
Al sur de Holanda y noreste de Bélgica aparecen Campos de Urnas, derivados del sur de Alemania. Conviven con perduraciones anteriores, y se encuentran estructuras tumulares con incineración y tipos metálicos anteriores.

Gran Bretaña
Se conocen pequeñas cabañas circulares con base de piedra. Gran importancia de la agricultura, por la presencia de hoces. Existen también ganadería y caza. Los lugares de habitación tienen carácter defensivo (natural o artificial). Sólo hay necrópolis en regiones meridionales, de incineración en urnas, continuación de las tradiciones del Bronce autóctono.
Gran desarrollo metalúrgico, con numerosos depósitos. Burgess y Hawkes han establecido tres fases:

  • Penard: elementos centroeuropeos con tradición local.
  • Wilburton: nuevas técnicas con plomo en las aleaciones, sobre todo en el sureste.
  • Ewat Park: se rompe el monopolio metalúrgico del sur a comienzos del siglo IX a.C., y en todas las regiones aparecen depósitos y talleres. Reciben influjos exteriores de todas las zonas.

Poco después del 700 a.C. aparecen piezas de arnés y arreos de caballo, y a mediados del siglo VII a.C. llegan gentes hallstáticas que marcarán un profundo cambio.
El Bronce Atlántico será sustituido por las industrias del hierro venidas de Centroeuropa o el Mediterráneo. Se han considerado las hachas armoricanas como la última manifestación de este período.

Compartir