"Que es la etnografía" Hymes, D.

Los propios etnógrafos carecen de una respuesta y por tanto de un concepto unificado de etnografía. Mas concretamente se carece de una concepción unificada de etnografía en lo que respecta al estudio de nuestra propia sociedad, entre las que se encuentra la educación.

La investigación educativa ha estado dominada por concepciones cuantitativas y experimentales. Es fácil criticar tales métodos, pero es mucho más difícil establecer las alternativas.

Características de la etnografía

Puede ser considerada una categoría residual (Métodos diferentes a los que provee el diseños experimental y la medición cuantitativa).

No todo lo que está fuera de estas categorías podría ser considerado etnografía pero no es fácil aportar una definición positiva: gran diversidad de personas han producido buenas etnografías antes de cierta categorización profesional y aún cuando haya existido entrenamiento profesional, éste se ha caracterizado como transmisión de un oficio mediante práctica y experiencia personal.

Está claro que implica observación y participación, pero deben ser sistemáticas: los primeros trabajos reconocidos como etnografías son sistemáticos en el sentido de "comprehensivos", es decir tienen en común la preocupación por captar, en su totalidad, un modo de vida.

Desde siempre ha habido procedimientos "orientados por el tema". El principal ejemplo en esta línea son los cuestionarios de L.H. Morgan para el registro de las terminologías de parentesco: tenían un propósito comparativo, necesitaban información sistemática e hizo uso de interpretación histórica.

Estos tres aspectos (propósito de contraste, búsqueda de información específica e interpretación general) constituyen los ingredientes esenciales de la investigación antropológica, pero la antropología existe en cuanto los tres se unen en una empresa común: Así pues la etnografía es MAS que una técnica residual, es el nombre para designar un método esencial que se produce cuando estos tres elementos de dan conjuntamente.

Al mismo tiempo la etnografía está debe estar orientada por la hipótesis (VG. J. y B. Witting en "Six Cultures") tanto en sus perspectivas comprehensiva como orientada por el tema.

La etnografía y la educación escolar

Para responder a la pregunta ¿Que clases de escuelas hay? y otras de índole similar llegamos a la cuestión de las tipologías (problema de índole central para el análisis). Una tipología útil ha de ser diseñada en relación con algún objetivo concreto.

De todas maneras es esencial para muchos etnógrafos el carácter dialéctico (feed back) del método, el que las cuestiones iniciales puedan cambiar, su apertura pero cuanto más se sabe en el momento de entrar en el campo, más probable es que el resultado sea mejor. (Vg. la experiencia sobre investigación lingüística de K. Pike) En definitiva hay conexiones en el método etnográfico con el método científico general pero diferencias en la táctica motivadas por la escala y condiciones de la investigación.

El conocimiento preciso del significado es un sine qua non -no todo el contenido disciplinar- pero en cierta manera hace que los etnógrafos desconfíen de los cuestionarios y de sus resultados cuantitativos al dar por adelantado los modos en que los entrevistados entienden los significados de las preguntas. Usan cuestionarios pero diseñados después de la Observación participante. En definitiva la validez del conocimiento social depende de los significados que los objetos de investigación encuentran en los términos y las realidades.

Dentro de la naturaleza de los significados está el estar sujetos al cambio y re-creación. Esto no supone un regreso infinito a lo subjetivo, pero hay que hallarse abierto a esa dimensión. En definitiva hay que descubrir y validar información sobre casos determinados, puesto que los núcleos locales de asociación de significados solo pueden ser descubiertos mediante la participación.-

La promesa de la etnografía

El punto anterior y sus ejemplos concretos ilustran dos puntos:
  1. la formación etnográfica implica un aprendizaje del conocimiento comparativo acumulado sobre una materia y
  2. un conocimiento comprehensivo posibilita un examen más preciso de las hipótesis, pero: el conocimiento social que proporciona la etnografía se sitúa en una posición paradójica: es un conocimiento cada vez más seguro pero es vulnerable y susceptible de ser puesto en duda en su propio fundamento. (Vg. los estudios sobre el parentesco)
De todas maneras estas impugnaciones presuponen el éxito de la etnografía pues es ésta la que proporciona aquello que ha de ser impugnado, en resumen los etnógrafos tienen a su disposición un lenguaje de descripción de primer orden pero ponen en tela de juicio su lenguaje de análisis de segundo orden.

Un segundo problema de lenguaje que puede diferenciar a la etnografía de la concepción de ciencia experimental es el que una parte de los mundos culturales parece resistirse a un interpretación en término de estructura, parece requerir una presentación. Esta necesidad es más difícil verbal que visualmente pero es necesaria. Una función es mostrar y la narrativa puede ser una fuente de conocimiento.

El problema general del conocimiento social es de doble filo: hay que incrementar el conocimiento estructural pero hay que sacar a la luz el papel de los relatos narrativos, no eliminarlos sino descubrir el modo de valorarlos: el etnógrafo es en simismo un factor de la investigación y puesto que la parcialidad no puede ser evitada hay que darle cabida en la interpretación. La etnografía es, por tanto, interpretación apropiada para una sociedad democrática, por tanto habría que añadir la curiosidad etnográfica a las personas implicadas en las escuelas
Como conclusión: la interdependencia entre la indagación general y la indagación particular es esencial a la etnografía como modo de investigación y la gran contribución que la etnografía puede hacer a la educación.

Compartir